¿Qué juguetes son los más adecuados para niños con TDAH?

¿Qué juguetes son los más adecuados para niños con TDAH?

A todos los niños, en general, les encantan los juguetes. Cada niño es un mundo, y tendrá sus preferencias sobre unos u otros. Seremos nosotros los que elijamos los que consideremos más apropiados y atractivos para él. No se puede decir que haya juguetes específicos para los niños con TDAH, pero sí que existen algunos más acertados que otros.

Sabemos que los niños con este trastorno son más inquietos e impulsivos. Por ello buscaremos aquellos que llamen más su atención, que no requieran de unas normas y tiempos de juego excesivamente largos y que, además, nos ayuden a desarrollar las habilidades sociales y cognitivas. Aunque busquemos que sean educativos, no debemos olvidar que todos los niños necesitan que la actividad sea lúdica y divertida.

Tipos de juegos

Juegos de mesa

Existen una gran variedad de juegos hoy en día. Desde hace un tiempo están en auge los videojuegos. Como sabemos, no todos son aptos para todos los niños y algunos pueden agitar más que ayudar a relajar. Una buena elección son aquellos que requieran movimiento físico, como bailar, simular tocar un instrumento o imitar ejercicios de deporte.

Por otra parte, los juegos de mesa en parejas también son muy recomendables. Juegos de cartas, de memoria, de adivinar personajes o de colocación de fichas (como el tres en raya) nos pueden ayudar a trabajar la atención, el razonamiento o la planificación.

Los juegos de mesa en grupo supondrán un filón para desarrollar sus habilidades sociales, además de aprender a trabajar en equipo, respetar turnos y normas, a cooperar con sus compañeros y adquirir mayores niveles de tolerancia. En este caso, deberemos evitar los juegos excesivamente competitivos.

Libros con juegos

En el caso de los libros, siempre resultan un juguete adecuado e imprescindible para los niños. Pero, en los casos de TDAH, pueden resultar poco atractivos si no disponen de algún elemento estimulante. Una forma de motivarles y llamar su atención son los libro-juegos. En ellos se reclama la participación del niño, buscando elementos que estén escondidos, con escenarios en 3D que se tengan que desplegar, que nos soliciten mover el libro en una dirección u otra o en los que tenga que elegir entre diferentes opciones para poder continuar con la historia. De esta manera estaremos atendiendo su necesidad de mantenerse activos.

Manualidades

No podemos olvidarnos de las manualidades, siempre buenas compañeras de los más pequeños de la casa. Pintar o jugar con arcillas y plastilinas les ayuda a ser más creativos, a expresarse, a trabajar la concentración, la autoestima y la regulación emocional. Si el niño muestra interés, aprender a tocar instrumentos musicales puede ser una gran elección.

Los juguetes que estimulen sus sentidos nos ayudarán a captar su atención y a regular su nivel de actividad, como los spinners o las botellas y pelotas sensoriales.

¿Qué cantidad de juguetes es la adecuada?

En general, no es recomendable que el número de juguetes que tenga un niño sea excesivo. Cuando tienen una gran cantidad de regalos, es más fácil que pierdan el interés y se aburran antes de ellos. En los niños con TDAH, esto lo vemos de forma más habitual, ya que les suele gustar la novedad y lo sorpresivo. Por eso, lo recomendable es no regalar más de tres juguetes a la vez. Siempre es mejor ir administrando los juguetes a lo largo del año que acumular todos en una fecha señalada.

No Comments

Post A Comment
Tus datos serán tratados por Estudiotec Formación, S.L. para contestar a tus comentarios. Puedes ejercitar los derechos de acceso, rectificación, supresión, limitación, oposición y portabilidad en cualquier momento. Más información: Política de privacidad.

Abrir chat