Agentes para el tratamiento del TDAH – Parte 1

Agentes para el tratamiento del TDAH – Parte 1

El Trastorno por déficit de atención e Hiperactividad es una afección que no hace mella en un sólo ámbito de la vida. La persona afectada, así como sus familiares y entorno más cercano, verán afectadas diversas áreas de su cotidianidad. Por esta razón, es necesario un tratamiento con un enfoque multidisciplinar y multimodal.

Cada persona puede presentar unos síntomas, dificultades o situaciones distintas. Es por ello necesario que el tratamiento sea elaborado por un especialista de forma individualizada y adaptada al individuo. Si es necesario, intervendrá en el diseño y aplicación del tratamiento más de un especialista, para tratar y atender todos los campos necesarios. Trabajando de forma estructurada y coordinada conseguiremos encaminarnos en una misma línea sobre aspectos como:

  • la cognición
  • el comportamiento
  • la educación
  • la familia

El enfoque multimodal

Con el enfoque multimodal lo que se pretende es, además de mejorar los síntomas como la hiperactividad, el déficit de atención y la impulsividad, dar una atención global para que el tratamiento sea efectivo y permanente. Esto implica reducir la aparición de posibles problemas asociados a la afección, así como minimizar el impacto que pueda tener en su entorno familiar, social o personal. También es fundamental tratar el entorno educativo, para conseguir la inclusión y adaptación de la persona, así como la consecución de logros. Esta adquisición de competencias, ayudará a conseguir un mayor nivel de autonomía y de asunción de estrategias para la vida, contribuyendo a su desarrollo y realización personal.

Como hemos dicho anteriormente, para realizar el tratamiento es fundamental que haya una buena coordinación. Esto hace necesario que todas las personas del entorno que van a intervenir en él comprendan y acepten el trastorno, así como el papel que tienen ellos para ayudar en su intervención. Mantener una actitud positiva, tener ganas de aprender e informarse, de cooperar y trabajar en conjunto, tanto por parte de los padres como del profesorado o individuos del entorno, es imprescindible para que haya un correcto desarrollo. También, de esta manera, le estaremos dando al menor un entorno protegido y de confianza, en el que se pueda sentir comprendido y apoyado.

En el tratamiento multimodal podríamos señalar cuatro pilares fundamentales:

Intervención educativa

El ámbito educativo es uno de los afectados debido a la frecuente dificultad para permanecer quieto en un mismo sitio durante un tiempo prolongado o mantener la atención. Por lo tanto, resulta fundamental la intervención pedagógica del TDAH en él. realizando las adaptaciones curriculares necesarias y mediante reeducación psicopedagógica. También se deben tomar medidas y acciones específicas que consigan su adaptación en el ámbito escolar y la reducción de los impactos negativos que pudiesen darse.

Los focos de la intervención educativa, según Isabel Orjales Villar, miembro de Honor de la Federación Española de Asociaciones de Ayuda al Déficit de Atención e Hiperactividad, son:

  • Estrategias y manejo del alumno con TDAH
  • Formación del profesorado y personal docente sobre el TDAH
  • Dificultades de aprendizaje y problemas cognitivos
  • Protocolo de actuación familiar-escuela
  • Que exista un protocolo de actuación del profesorado
  • Protocolo del servicio de orientación
  • Legislación educativa de atención a la diversidad para TDAH

En nuestro próximo artículo, te hablamos de los pilares fundamentales restantes:

  • Intervención Psicológica
  • Intervención Familiar
  • Tratamiento farmacológico

Agentes para el tratamiento del TDAH – Parte 2

No Comments

Post A Comment
Tus datos serán tratados por Estudiotec Formación, S.L. para contestar a tus comentarios. Puedes ejercitar los derechos de acceso, rectificación, supresión, limitación, oposición y portabilidad en cualquier momento. Más información: Política de privacidad.

Abrir chat